Your address will show here +12 34 56 78
La boda

Muchas parejas se encuentran en la difícil situación de tener que pedir regalos a los invitados de la boda, y no saben  de que forma o manera hacerlo sin herir los sentimientos o romper la economía de estos, en muchos casos las familias o amigos de los novios tienen que hacer verdaderas peripecias para poder acudir al enlace, haciendo en muchos casos inversiones que no estaban estipulados en sus presupuestos; por lo que el regalo de novios se convierte en un verdadero problema o quebradero de cabeza, por no decir que en un problema económico.


¿Debo pedir regalo o no?

Esta incógnita debéis desvelarla entre ambos, discutirla y meditarla cuidadosamente, ya que muchos de vuestros invitados no estarán a la altura o en las condiciones económicas para hacer frente a tales gastos que sólo el acudir a una boda genera.

Todo depende de los gastos que os va a generar vuestra boda, de la cantidad de invitados o del status económico de la media de estos.

-Gastos de la boda: Cuando nos referimos a los gastos de la boda, estamos hablando de los gastos que se han generado en la adquisición del tipo de decoración, menú, espectáculo, vestuarios, etc., por lo que no querrás exigir a tus invitados un nivel de regalos que la ceremonia no merece, por lo que la exigencia de regalos, bien sean en metálico o enseres, deben ser proporcionales a la cantidad de dinero invertido en la boda. De esta forma los invitados que deseen regalar vean o sientan que ha valido la pena haber realizado la inversión en el mismo.

-Cantidad de invitados: La cantidad de invitados también puede influir en la petición de regalos o no, ya que no es lo mismo una boda familiar que una boda multitudinaria, ya que no es lo mismo invertir en cubiertos o platos para todos muchos asistentes que para unos pocos, una boda media de carácter íntimo suele albergar a 20 personas como mínimo; una boda familiar unas 100 personas y una boda multitudinaria desde 150 en adelante. Muchas parejas que eligen bodas íntimas no suelen exigir regalos a sus invitados, al contrario suelen muy desapegados a estos y lo dejan a la libertad del invitado. En el caso de las bodas familiares ellos suelen llevar regalos de manera espontánea a los novios sin que estos se los exijan. Para las bodas multitudinarias se convierte en una exigencia el acudir con regalo o dar un aporte económico a los novios para que estos puedan hacer frente a todos los gastos que se han generado, o simplemente para ayudarlos a conseguir una luna de miel de ensueño, por ejemplo. Por lo que este carácter debe ser aclarado a los invitados de la boda en el mismo momento que reciben la invitación.

Status económico de los invitados: Para exigir o no regalos a tus invitados es importante que tengas en cuenta cual es el nivel adquisitivo de tus invitados ya que esta información será importante al momento de invitarlos. No es lo mismo gastarse miles de euros en una boda para invitados que tal vez no tienen dinero para poder comprarse un traje o vestido de fiesta; etc. Son consideraciones importantes que tienes que tener en cuenta al momento de planear enviar las invitaciones. Una vez tienes en claro estos puntos es momento de elegir cómo pedirlo. La tradición marca que los invitados deben ser informados de las políticas de regalos por medio de la invitaciones. Algunas parejas elijen las listas regalo, donde cada invitado se adjudica la compra de alguna de las cosas que los novios desean y no tienen.

Sea cual sea la opción que elijáis es importante que sean conscientes de estas cuestiones para sopesar si merece la pena o no pedir; y la mejor forma siempre será dentro de la invitación de una forma educada y sincera. 

0

La boda
Cancelar una boda es un evento por demás traumático para la pareja, sea cual sea el motivo por el cual ha debido cancelarse, la ilusión de haberse comprometido con todo el entorno social a realizar un evento de tal magnitud y luego dar paso atrás, genera depresión y angustia en ambos.

En este post trataremos de cómo comunicarlo a los invitados y proveedores una vez han tomado la dura decisión


Dependiendo del tiempo que exista entre la fecha elegida para la ceremonia tomarán una que otra acción; pero te ordenamos en orden de importancia cómo debes cancelar con todos ellos. 1º Hablarlo sólo con vuestros padres, en un momento tan crítico, lo mejor es acudir a los padres, de uno y de otro, para que puedan ayudarles a gestionar todos los inconvenientes que se sucedan, además claro de que son ellos el mejor pilar de donde apoyarse en un momento tan complicado. Pedirles consejo y ayuda, ya que ellos sinceramente os la prestarán. Mantener al margen a los familiares directos, al ser muchos y con diferentes puntos de vista pueden complicar las cosas; no toméis ninguna decisión sin que amainen un poco las aguas.
2º Deberéis acudir a los servicios de catering o del lugar donde se realizará el evento para cancelar, dependiendo de las políticas de cancelación os retornarán o no el dinero que hayáis dado para reservar, esta comunicación debe ser de manera presencial, ya que este tipo de proveedor hace sus cálculos y compras con bastante antelación . 3º Cancelar al fotógrafo podéis hacerlo vía email, teléfonicamente o por mensaje de texto; siendo claro que no hayáis dejado dinero en cuenta, a este profesional hay que cancelarlo en los primeros porque suelen tener una agenda muy reducida en servicios por días, sólo trabajan los viernes , sábados y domingos, algunos pueden penalizarte si les ha pillado mal o han dejado de hacer un trabajo importante, aunque si habéis firmado tendréis las políticas en el contrato y no debería haber problemas. 4º Si aún no tenías el vestido, o lo habías comprado, en el caso primero tendrás que comunicarte con la casa para sopesar los reembolsos y las políticas de cancelación, ten en cuenta que ninguna tienda de novias te devuelve el dinero si has reservado ya que se considera una compra; alguna de ellas pueden darte la opción de vender tu vestido, y si ya lo tienes ve pensando en venderlo en algún medio social. 5º Cancelar a los invitados; empieza por los que no son de la familia ellos comprenderán de primeras y no tendrás que dar explicaciones, con un mensaje email o de teléfono muy bien redactado, sin hacer mención de nada de lo sucedido, será suficiente; escribirás una nota como esta; por, ejemplo, en la que sobretodo pides disculpa y comprensión ya que imagina ellos también hicieron sus gastos para tu boda; Estimados; Flia, Pérez ( Tu nombre) y (Nombre del Novio) Nos sentimos en la penosa misión de comunicarles que hemos decidido cancelar nuestra boda el día (fecha)///, por motivos ajenos a nuestra voluntad y que nos impiden compartir con (ustedes/vosotros) un momento tan especial. Esperamos comprensión por (su/vuestra) parte y disculparnos por todos los inconvenientes que (os/les) ha generado la invitación. Muchas gracias y hasta pronto, Atte: ( Tu nombre) y (Nombre del Novio)
6º Cancelar a los familiares y amigos íntimos, sabemos que debería estar de primeras en la lista pero es la tarea más ardua y compleja del asunto, ya que encontrarse en una situación emocional vulnerable puede hundirlos aún más gracias a las opiniones encontradas y demás gestos que pueden ocasionar que la cosa se ponga mas negra, por lo que tener cuidado con este paso. Lo mejor es llamarles uno a uno, cada novio a los suyos, explicando que no habrá boda, por los motivos que queráis dar, ya que a estas personas no las podéis engañar ni mentirles, además pedirán explicaciones, preparar por tanto lo que váis a decir. 7º Cancelar los demás servicios, todos los servicios que tengas que cancerlar hazlos uno por uno y ya con más calma, haciendo llamadas, y exigiendo las políticas de cancelación en casos como el tuyo, lo más importante son el reembolso del dinero.
Sea cual sea el motivo por el cual habéis decidido no casaros, es muy importante que mantengáis la calma; no es el fin del mundo, la vida continúa, simplemente ciertas cosas no pasarán en este momento para ti con la persona que has decidido, la vida siempre da sus vueltas de campana, y se empeña en decirnos a gritos que algo o alguien no nos conviene en nuestra vida, o ese matrimonio, no debería haberse realizado. Debemos ser comprensivos con nosotras mismas y ser pacientes; el dolor, la frustración y luego el enojo aparecerán en escena, por lo que no debes mutilarte o culparte, son situaciones que pasan y más de las que imaginas, no eres la única que no va a casarse y ha sobrevivido a ello, e incluso luego conoció al amor de su vida o tuvo una boda mejor. Así que límpiate las lágrimas, ánimate, vuelve a la vida y mira al destino con un nuevo cristal: el de la esperanza;

“Cuando una puerta se cierra, es porque mil grandes y mejores están esperando a abrirse”


En Vica&Vica Novias te deseamos que puedas superarlo con dignidad, paciencia y esperanza.

0

Todo sobre parejas

Cuando la acción de proponer matrimonio no es cuestión del hombre sino que es  la mujer quien toma la iniciativa, entramos en conflicto directo con el desafío cultural que la historia nos ha impuesto por nuestro género desde la más antigüa de las civilizaciones; “la mujer no debe pedir matrimonio eso es cuestión del hombre” es la frase que todas las mujeres en edad reproductiva o no de esta sociedad occidental o cualquier otra, nos han clavado en el fondo de las entrañas, por tanto escapar de esta premisa, es una labor ardua sólo permitida para las mujeres con más valentía y menos prejuicios infundados en su subconciente, pero que cada vez se convierte en la opción de muchas mujeres para satisfacer su deseo de casarse con el hombre que aman. Ahora ¿cómo abordamos el hecho de que el hombre es quién tal vez sea el que prejuzgue y se niegue rotundamente a no aceptar que le roben su papel histórico y de género en la decisión de la pedida de mano?  como podrán aceptar los hombres de esta generación que sea la mujer quién tome la acción en una cuestión tan importante en el recorrido emocional de la vida,  como podrá aceptarlo un hombre que ha sido creado a mentalidad antigua y que no desea bajo ninguna circunstancia ser relegado del trono de sus deberes como “hombre”. Para todas aquellas a las que se las ha pasado por la mente (eludiendo al instante la opción como si acaso de una posesión diabólica se tratase) pedir matrimonio a su chico, entramos en una especie de dicotomía literal, en la que solamente el género cultural detiene nuestras ganas de tomar la acción.  Se convierte en una cuestión reprochable para nosotras, que nos cuestiona y nos subleva a ponernos a nosotras mismas a la altura del tapete: Diálogo interior: Mi Yo Interior : Quiero pedirle a Juanito que se case conmigo Mi Yo Interior Cabrona:  Ni se te ocurra (reproche)  ¿pero que piensas hacer? ¿estás loca? ¿qué va a pensar él de ti? -Es el quién debe pedirte matrimonio, él es el hombre, un poquito de amor propio. -Mi Yo Interior: Es verdad, él es el hombre, él debe pedirme matrimonio. -Mi Yo Interior Cabrona: Ves, claro, es él el macho, que lo pida como debe. (AL instante una cuestionadora voz se cuela en tu interior) -Mi Yo Interior Preguntona:  – ¡Ajá¡ Y entonces, según llevas ya tres años con el susodicho Juanito: ¿porqué no te ha pedido aún matrimonio? (Y luego otra cruenta voz ) -Mi Yo Interior Culpona:  Eso, ¡eso es porque no te quiere¡. (sentencia) -Mi Yo Interior: Es verdad, es porqué no me quiere. (caes hundida) Tal vez no sea tu caso el de este diálogo, pero puede acercarse, ya que has decidido leer este post, la cuestión te toca cercanamente.  Cualquiera que sea la situación particular que te circunde, y aún tu pareja no ha tomado la iniciativa de pedirte matrimonio y ni siquiera toca el tema; es el momento de empoderarte y tomar las riendas de tu vida; si él no se decide, decide tú. Cuando una mujer pide lo que quiere; es ella quien controla su vida Por lo tanto aquí te damos algunos consejos e ideas de como pedirle a tu chico matrimonio y empoderar tu destino: 1º Ideas -Pedida de mano en una cena:  esta es la típica de los novios pero intentemos hacerlo diferente.  Puedes reservar una mesa en un restaurante que sepas romántico y con ambiente agradable, le invitas y  le dirás que han quedado  en un sitio normal, incluso que es un bar de comidas, esa noche te pones tu mejor vestido para que crees discordancia entre su vestuario normal y el tuyo elegante, eso le va a generar incertidumbre; no llegaréis juntos; queda a una hora en la que esperarás a que él ya esté en el lugar antes que tú. Cuando llegues deslúmbralo con tu mejor sonrisa, no hagas referencia a tu ropa, si te pregunta algo evade la respuesta, al sentarse  intenta no mantener ninguna conversación del pasado, cuanto más trivial sean los temas es mejor;  cuando ya estés en el postre o el café, sacas  la caja cerrada de “tu anillo” (que ya te habías comprado antes para ti misma)y la colocas encima de la mesa, muy suavemente la deslizas por el mantel y la dejas en frente de él, debajo de la caja escribirás una nota en rotulador :  -Pedida de mano en casa: esta idea es para mujeres demasiado tímidas pero atrevidas, que no desean crear aspavientos en esta situación.   Espéralo en casa muy bien arreglada (nada de rulos o ropa de casa) me refiero a tacones, ropa linda y perfume, tienes que tener preparado al menos dos cosas: una linda cena y ligera (nada de grasas ni alimentos fritos, mejor ensalada o tentempié, algo de pescado o marisco, vamos que huela a mar la historia), el ambiente preparado; pones una lista de reproducción con música suave y romántica (nada de pachangas) y  que os guste a los dos; compras velas y algunas flores, decoras tu mesa (ideas para decoración de cenas románticas hay en internet miles, no coloques nada de corazones, ni te quieros o chuminás, cuanto menos pistas mejor).  En cuanto llegue; enciendes la música a bajo volumen y lo invitas a sentarse contigo, te preguntará a que se debe la cena, intenta que tus respuestas sean cortas, has bromas y no hables de nada importante, al terminar de cenar, intenta no pasar de tomar dos copas de vino, ni una más, cuando él menos se lo espere, te levantas de sopetón de la silla , subes la música y  le pides  con un gesto que baile contigo sin decir ninguna palabra; él no se lo espera.  En cuanto consigas que dé dos pasos de baile, lo coges bien duro de la cintura, te le pegas bien a su cintura, le pellizcas una nalga y en cuanto se ría, subes tus brazos rodeando su cuello; le dices con voz pícara que quieres baje al pozo mientras lo empujas con firmeza pero suave hacia abajo para que se arrodille.  Ten preparada la cajita con el anillo que  debe estar muy cerca para que puedas cogerla pero sin que él perciba donde está; una vez lo tengas de rodillas, tú cogiendo su cabeza le pones a olerte el vientre, sigues haciendo que estás bailando; te ríes, inmediato le coges de la cabeza que mira haca la tuya, sigues de pie y le entregas la cajita con una mano y con la otra coges su cabeza por el cuello.  Cuando sorprendido la coja; dices un rotundo; ¡si quiero casarme contigo¡  y ¿tú conmigo?.       
Sea cual sea su respuesta en este caso, debes esperar cualquier actitud, pero si todo sale bien y tu chico está contento y feliz, habrá valido la pena y sin personas alrededor, más intimidad y más confianza. -Pedida de mano con flores:  esta pedida de manos es para mujeres que son extremadamente tímidas y temerosas de la respuesta de su chico, y que tal vez están en la duda de si su chico las quiere o no para casarse, es una manera fácil y cómoda de saber si tu chico aceptaría casarse sin tener que pasar por el bochorno de un no quiero al momento de la pregunta.   La manera más sencilla es enviándole a casa un ramo de flores con una carta donde le expresas tu amor, haces un recuento de los momentos más emblemáticos que han pasado juntos  y tus ganas de compartir tu vida junto a él para siempre; al final escribes la gran pregunta y dejas puntos suspensivos.  El chico tenderá a llamarte para preguntarte si es verdad o no lo que estaba escrito en la carta,  si es al teléfono o personalmente que surge la conversación; dile que es totalmente seria y que quieres una respuesta. Sea cual sea el desenlace de esta petición, debes contar con el inconveniente de que te quedarás con la duda de no saber que pensará o que dirá o cual es su respuesta real, ya que no podrás ver las emociones, que sólo se ven en el acto y  no después de pasado, quiere decir que él puede en todo caso falsear un poco las emociones en el momento de quedar contigo o hablar por teléfono, y tú no podrás sacar verdaderas conclusiones de si te ama o no.
2º Consejos  -Según la psicología masculina, prepárate para algún disparate o alguna salida de tono inesperada, duda o incertidumbre que pueden agobiarlo.  -Prepárate psicológicamente para obtener una respuesta que no esperas;  un “no” rotundo o un ahora “no podemos” es muy pronto. -Espera lo peor a consecuencia de tu pedida de matrimonio; por lo  que se pueda desencadenar una ruptura futura. Cualquiera que sea el caso, y obtuvieras una respuesta inesperada (que puede suceder y debes estar preparada), te aconsejamos que tengas el “plan B” listo, ya que cuando uno pide y exige poner las cartas en la mesa de lo que quiere, pone en jaque las expectativas, en este caso de libertad, de la pareja. Este puede sentirse agobiado, sentir que las cosas ya no serán igual, puede sentir que tendrá más responsabilidades  o que no está preparado para dar un paso tan importante, etc.  Por lo que sea cual sea la respuesta de él debes estar preparada para el dolor, para llorar y sufrir un tiempo, y luego recuperar tu vida; para retomarla con más fuerzas y escogiendo a una persona que si quiera estar contigo siempre y que además se comprometa en conseguirlo.  Pero si todo sale como tú quieres y deseas, y es el motivo por el que estás leyendo este escrito, merecerá totalmente la pena haberlo hecho, si no lo intentas, nunca sabrás lo que hubiera pasado; y tal vez tu valentía y empuje te hubieran conducido a ese lugar que tanto anhelabas, por lo que en Vica&Vica Novias te apoyamos en tu decisión de accionar tus sueños, de tomar la alternativa de empoderar tu destino y ser feliz hasta que la muerte los separe, porque así tú lo quieres y deseas, y no porque tu hombre no haya tenido el la iniciativa vas a cortar tu ilusión.  Cuantas mujeres existen que por ese miedo del rechazo, invierten años y hasta décadas enterrando su sueño de ir al altar porque su pareja no ha tomado la decisión y la acción, viven en relaciones vacías que no saben a donde van, que no se han comprometido a nada, sin objetivos, ni futuro, como barcas sin destino, agarradas a ilusas promesas de amor  que se las lleva el viento y que no se concretan en nada, por lo que si tu chico no quiere lo mismo que tú, ábrete camino y busca eso que tanto anhelas con una persona que desee lo mismo que tú, y sobre todo ¡te pedimos  que nunca dejes de soñar¡
1

Todo sobre parejas
Una de las grandes preguntas íntimas que muchas mujeres que mantienen una relación estable y duradera con una pareja, se formulan a sí mismas, es la del porqué su pareja jamás ha abordado la cuestión del compromiso, matrimonio, boda, etc., y cuando ella intenta infructuosamente entrar en el tema de conversación él la evade totalmente,  instantáneo como que de repente le entran unas enormes ganas de ir al baño, tiene que hacer una llamada importante u otra ocurrencia que evita que se toque el tema.  Las mujeres que nos hemos encontrado en una situación similar, bien sea esperando que el tío tome la iniciativa, le entre el venazo del “quieres casarte conmigo” o que milagrosamente se dé cuenta que eres la mujer de su vida y con la que quiere pasar el resto de sus días, te pueden salir telas de araña esperando o simplemente te vence la desesperanza esperando por su decisión.
Vamos a enumerar las posibles razones por las cuales tu pareja no ha puesto cartas en el asunto: Tiene cosas mejores en las que pensar :  Uno de los grandes problemas de los hombres en la actualidad es la indecisión, lo quieren todo, lo quieren ya y siempre, siempre, hay cosas más importantes en las que pensar o invertir, sea el tiempo o el dinero, que en la pareja o el amor una vez  han conseguido lo que quieren de ti, sea tu sexo, tu atención y tu amor;  el motivo profundo de esta tendencia es que nuestra sociedad se ha erigido en las bases del egoísmo, nos han educado para pensar en cubrir nuestras necesidades emocionales con nuestro propio esfuerzo, por tanto el decidirse a dar un paso tan importante, les robaría la atención de los asuntos que ellos creen más importantes; bien sea el trabajo, sus músculos, su casa, etc., y tú estás en el último lugar de sus pensamientos.  No debemos culpar a los hombres que tienen esta tendencia, pensar en sí mismos, porque simplemente así les han educado.  Primero el trabajo, el dinero y después todo lo demás. Tiene miedo a comprometerse:  Existen hombres que dudan en comprometerse porque les invade un fantasma interior llamado miedo, y ¿cómo podemos reconocer este trastorno emocional, y diferenciarlo de otros? Porque al hablar del tema huyen despavoridos, se histerizan, arden en rabia, algunos palidecen e incluso intentan romper de inmediato la relación, se trata de un trastorno emocional, con tendencia a la filofobia, en algunos casos puede llegar a ser patológica, y en otros moderada y transitoria, la persona se siente atrapada  y presionada por la pareja a comprometerse, y la única forma que encuentra de escapar es huyendo, estas personas disfrutan de las relaciones siempre que no se les intenta coaccionar a tomar la decisión del compromiso o el matrimonio, como en el caso anterior tampoco son responsables de este trastorno, ya que sufren padeciéndolo, se sienten solos aunque tengan pareja, sienten que les van abandonar en cualquier momento por tanto viven el momento de la relación sin pensar en el futuro. 3º No se siente seguro económicamente a tu lado, este es uno de los motivos por los cuales muchas relaciones de pareja fracasan, o no llevan a ninguna parte; en la época en que vivimos el hombre es muy diferente al de antaño, ya que ellos ahora también necesitan sentirse seguros en la relación, hablamos de la cuestión económica, para que una relación sea exitosa las dos personas deben por lo menos encontrarse en idéntica situación respecto a la economía, eso claro no es el caso de los chicos que aún continúan pensando que es deber del hombre el mantener el hogar, o que se bastan a sí mismos y no necesitan de los ingresos de su pareja para vivir; si este no es el caso, muchos hombres buscan mujeres que se encuentran en una situación similar a la de ellos, por tanto si tu pareja y tú se encuentran a miles de leguas de viaje submarino en cuestiones monetarias, este puede ser el motivo por el cual no quiera tomar la decisión hasta constatar que tú puedes volar sola y bien. 4º No se siente equilibrado; respecto al equilibrio, nos referimos a las cuestiones que tienen que ver con nuestra personalidad, existen  a día de hoy muchas mujeres que todavía no han formado su carácter, de manera que son un manojo de nervios, de inmadurez o tienen mal genio, esto saca a los hombres de sus casillas, y si ellos sienten que no podrán llevar una vida tranquila, ajena a problemas emocionales, líos y complicaciones varias, como celos, escenas de drama, manipulación femenina llevada al extremo y muchas más, entonces ellos sobre llevan la relación simplemente porque reciben de la mujer algo que a ellos les gusta mucho, pero no para formar una relación estable con miras al matrimonio, por tanto si crees que tienes mal carácter, tienes tendencias histéricas, ataques de ira o eres demasiado controladora, tal vez tu chico tenga un pánico rotundo de formalizarse contigo, tienes por tanto que intentar cambiar estas conductas y tal vez así la situación cambie y él se decida dar el paso.
No te ve como una madre;  como mujer, tienes que tener en cuenta que tu chico ha sido creado por una mujer con tus mismos atributos femeninos, pero con la diferencia de que esa mujer es su madre, y todas las madres tienen una tendencia a la protección, al dar sin esperar a cambio, a la ternura a perdonarlo todo, etc,. tu chico y todos los chicos, buscan en ti el prototipo de mujer que les pueda aportar esa calidez y ternura que su madre le provee, y le proveyó en el momento de su infancia, también buscan en ti, a esa mujer que será la mujer que va a crear a sus futuros hijos, en el caso de quiera tenerlos, y si no , ser tú quién emule la madre que todo hombre necesita; esa amante amiga (madre tierna entregada) que él obtuvo del seno de su madre,  por muy duros, escépticos y malvados que sean cualquiera de ellos, anhela en su interior ser amado por ese ser tan especial que tuvieron y que ya no tienen, porque aunque su madre se mantenga en sus vidas, la ternura al crecer va cambiando, así que ellos buscan que tú la recrees. Si eres una mujer fría, calculadora, distante e inmadura, él tendrá una relación contigo para conseguir lo que anhela de ti pero no se va a comprometer contigo jamás, hasta que no salga tu instinto y ser materno. 6º Eres o has sido infiel a él o  alguna de tus parejas: uno de los grandes motivos por los cuales un hombre puede decidirse a no formalizarse en una relación contigo, y esta  es una sentencia rotunda, me refiero a que si pasa en algún momento de la relación o te pasó en el pasado y él se entero por segundos,  de alguna infidelidad, o tal vez jugaste a dos bandas al principio de la relación y luego te decidiste por él, pero luego él no por ti, aunque disfruto de las mieles de tu sexo,  la  infidelidad es un sello que queda marcado en la mente de una persona, sea hombre o mujer, siempre por siempre, el fantasma de la infidelidad te perseguirá por siempre jamás, la única manera de que esta situación cambie, es que cambies de pareja, y jamás de los jamases le confieses tu pecado, porque nadie de los nadies, ni el peor de los hombres quiere saber que tú puedas ser capaz de ser infiel, no digo que no exista confianza plena para conversar las intimidades, pero a veces el pasado debe quedarse al margen y debemos recomenzar de nuevo una relación con más fidelidad y con más claridad, pero siempre dejando el pasado atrás, si fuiste infiel, ya lo fuiste y a nadie, si quiera a tu pareja actual le importa.  Por tanto, si has incurrido en alguno de estos fallos, y el fantasma de la infidelidad te persigue, recuerda que te lo advertimos, este fantasma jamás se irá de tu lado, y en cualquier momento de la relación va a salir a espantarte y hacértelo pasar muy mal. 7º No hay pasión sexual; este punto es super importante, y lo dejamos un poco de último porque queremos abordarlo de manera más profunda que los anteriores.  Al inicio de la  pareja siempre existe esa unión invisible que los une irremediablemente, es de esas cosas que te preguntas a ti misma; ¿que le he visto a este hombre? ¿porqué me he enamorado de él y no de otro? etc.,  el enamoramiento y el amor son realmente casi inevitables, la atracción inicial que existe entre dos personas para unirse al sexo es poderosa, pero claro, esta pasión al pasar de los años y el tiempo, con sus domesticidades y la confianza ha dado paso al tedio y al aburrimiento, es entonces cuando el hombre se encuentra en esa postura de comodidad desde donde no desea que nada cambie, no desea casarse porque eso implicaría tener que poner más carne en el asador, y una vez medio apagado el fuego del sexo, y la cama se ha enfriado, entonces,  se convence a sí mismo de que un “juntos para siempre” o de que en el matrimonio le espera más de lo mismo, él dilata la decisión lo más que puede hasta que tú llegas al hartazgo, a este tipo de hombres si no es la mujer la que le pone entre la espada y la pared, pueden vivir toda la vida contigo sin tomárselo en serio nunca.  ¿Cómo puedes darte cuenta de que la cama se ha enfriado?, pero aún así tu chico continúa contigo, porque tal vez se ha apegado a ti, eres incondicional en otros aspectos, tal vez económicos, eres la que nunca le falla, la que siempre está para cuando demande, la que lo saca de los líos, etc., pues como comprenderás él no quiere dejarte, pero tampoco quiere avanzar contigo hacia nada; los síntomas son; le cuesta tener sexo contigo, casi siempre está cansado, no tiene erecciones completas como al principio, te pone pegas para quedar en la cama, o tal vez seas tú la que tiene estos síntomas, y él simplemente se acomodó a tu ritmo, pero tu ritmo es poco para él, y por tanto la llama se apagó. Si  te sientes identificada con este punto, es momento de sacar de dentro de ti esa pasión inicial que lo atrajo hacia a ti, aunque os seré sincera mujeres del mundo; si la pasión se apagó y el matrimonio no llegó, es bastante complicado que esta relación pueda llegar a tener un futuro matrimonial serio, deberías plantearte reiniciarte nuevamente.  Pero como todo se salva, si tienes fe tal vez lo consigas, siempre proponiéndotelo y trabajando duro para ello.
8º Ya no te ve como la mujer hermosa que eras antes: Cuando se llega a este punto, mujeres, la declive de la relación, y por tanto, la esperanza de un futuro para siempre juntos en matrimonio, se escapa totalmente.  El hombre para casarse necesita ver en su mujer, la persona más bella del mundo, si, existen miles de mujeres allá afuera, pero él necesita saber que la que tiene a su lado es la mejor mujer y más bella, no por sus atributos físicos o estéticos, y os preguntaréis,  algunas chicas a las que no véis tan agraciadas, -ella se casa y yo no y soy más guapa – es la pregunta del millón, pues una novia es una mujer elegida por un hombre para ser la única mujer de su vida y de su corazón, aunque después del tiempo, de las domesticidades, la cosa se acabe, él siempre se casa creyendo fielmente que ella siempre será la más bella, cuando nuestro hombre ya no nos ve como la mujer más bella del planeta, debemos plantearnos las estrategias por las cuales ya no es así; que hice, que le dije o que estoy haciendo de manera incorrecta para que mi pareja no tenga esta percepción de belleza en mí;  tal vez como hemos comentado antes, tienes tendencias nerviosas (fumas, bebes mucho, te ha visto ebria muchas veces, te enfadas con facilidad, tienes manías extrañas,  tienes tendencia a la depresión, ansiedad,etc.) que no permiten que él pueda percibirte como una mujer bella, sino como una mujer con problemas, insisto, los hombres no quieren añadir más problemas a sus vidas, sino al contrario, que sea simple y llana, cuando nosotras las mujeres tenemos conflictos, ansiedades y nerviosismos, merma nuestra belleza interior y esta brota al exterior, haciendo que nuestra imagen proyectada no sea la más correcta posible, por tanto tienes que observar atentamente que errores has estado cometiendo para que él ya no te vea tan bella como antes. Por supuesto que existirán más motivos por los cuales el hombre que amas no te elige a ti para casarse, a muchas les sucede que casi siempre el chico que quieren y con el que han estado saliendo hasta por años, termina casándose y teniendo hijos con otra mujer, el dolor de esta situación es inevitable, deja huellas en la autoestima y mella tus futuras relaciones, cuando te encuentres en una situación similar, donde no encuentres los porqués, intenta mirar dentro de ti misma, deja de culpar al otro y busca que errores has cometido, en cuanto los tengas identificados, procura reiniciarte y  resetearte, para recomenzar de nuevo renovada en una mejor versión de ti misma. Si deseas que tu pareja o el chico con el que sales por años, termine decidiéndose por ti, tienes que tomar el timón de tu vida; y proponérselo tú a él, o se casan o se casan, y si no acepta, no quiere o lo evita, entonces amiga es momento de proponer nuevos rumbos a tus planes de vida, no dejes de luchar por lo que quieres simplemente porque la persona con la que estas no desea lo mismo que tú, en el camino siempre, con paciencia, siempre encontrarás eso que tanto anhelas; simplemente usa tu sentido común como brújula y no vuelvas a cometer los mismos errores de antes:  no darte el valor que tanto mereces como mujer.  Si quieres casarte y  formar una familia, tienes todo el derecho de conseguirlo, hay hombres que también buscan lo mismo pero con una mujer con las ideas claras y que sabe lo que quiere. ¡ Ve a por ellos¡
1

La boda


Una novia sólo puede llamarse novia cuando el chico al que quiere  le pide matrimonio, antes de ese paso, aún exista algún tipo de relación, incluso de convivencia, la relación entre ambos no está verdaderamente afianzada, y por tanto, utilizar el término novios, novia o novio está totalmente desacertado, llámense por tanto  en el uso del término adecuado; amigos, colegas,  amigos con derecho a roce, mi chico- mi chica, prototipo de novia-novio,  amiguitos que comparten sábanas, mi pareja, pareja de hecho, convivencia, etc., pero nunca, nunca jamás podrán llamarse “novios” hasta que la palabra compromiso o matrimonio esté totalmente presente en la relación.  Por tanto aquellos o aquellas que tienen una relación sexual  o un acercamiento íntimo con su pareja, por meses o años e incluso conviven y tienen hijos, no están verdaderamente inmersos en una relación seria y con propósitos más allá del sexo, que se llama matrimonio o formar una familia. Una relación no se formaliza hasta que el hombre o la mujer inmersos en la pareja se deciden a dar el paso del compromiso; existen múltiples personas que tienen una convivencia con una pareja y le hacen creer a esta o este que por el sólo hecho de dormir juntos o compartir los gastos de un piso, demuestran que están totalmente comprometidos, sin ni siquiera nombrar la palabra matrimonio.  Déjame abrirte los ojos, si tu pareja no se quiere casar contigo, ni ahora, ni mañana, ni nunca, quiere decir que lo vuestro puede acabarse en cualquier momento, la relación queda a merced del viento, de los ánimos, de la economía o con la llegada de alguien mejor.  Si no quieres perder tu tiempo en relaciones tóxicas con personas que no se comprometen, donde construir un futuro no entra en sus planes, ten la fortaleza suficiente para hacerte valer y buscar otros rumbos, donde una pareja te valore para siempre. Más allá  de los problemas pre compromiso, que no es el asunto que queremos tratar en  este post, vamos a compartir unos vídeos muy curiosos de pedidas de mano originales  y que nos emocionan, algunas son atrevidas y osadas pero cada novio tiene su personalidad, desde aquí también queremos aquí apoyar a las mujeres que desean dar el paso y no se atreven,  ya que nosotras también debemos atrevernos , si el chico no tiene la fortaleza alguien tiene que tomar al toro por los cuernos y hacerlo, así que estando en las épocas modernas, las mujeres independientes y libres que somos debemos tener la confianza suficiente para ser rechazadas o aceptadas en una pedida de mano a nuestro chico, y aún así mantener la esperanza en un futuro “y fueron felices para siempre”, y no perder nunca, si tropezamos con la negativa,  la autoestima y la validez, pero si conseguimos el “si quiero”, seremos las mujeres más felices del planeta. Si tu chico no es tan creativo y no te sorprende como esperas, no desesperes, debes amarlo aún así, pero  en Vica&Vica Novias  no podemos resistir la tentación te compartir contigo estas pedidas de mano, y emocionarnos con ellas.   Vídeo
0

La boda
Una vez que por fin  tu novio se ha decidido y ha osado pedirte  matrimonio, o has sido tú tan valiente de pedírselo a él como buena mujer moderna, inmediato llega la hora de tomar la decisión de a que tipo de ritual queréis asistir y en la que ambos os sintáis cómodos.  Surgen las confrontaciones cuando la pareja no logra ponerse de acuerdo, las mujeres solemos ser más clásicas y persistimos en la decisión de casarnos como Dios manda y como lo han hecho todas las mujeres de nuestra familia; por la iglesia, aunque ellos, alguno hay que se  rebela y  no desea de ninguna manera pasar por el altar, antes preferirá casarse por el rito de los macundalais lamas del Peloponeso que entrar a la iglesia; ante esta decisión tú te sientes desconsolada y no sabes a que estrategia , manipulación o hechizo recurrir para hacerle cambiar de parecer, cuando surgen estas diferencias al momento de casarse, debemos primeramente valorar, muy por encima de nuestros deseos, los deseos del otro, sin sucumbir ante la tentación de la ruptura, de la manipulación emocional o psicológica como medio de presión, simplemente debemos asumir que nuestra pareja no desea lo mismo que nosotras, como la vida misma que llevarás en el futuro de casada, las confrontaciones serán el pan nuestro de todos los días, por tanto deberemos ceder momentáneamente; aunque no tirar la toalla sin antes haber intentado convencerlo.   Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus se titula un libro muy famoso, y lo ha sido porque refleja en pocas palabras el significado profundo de las diferencias que existen entre el universo mental de hombres y mujeres; los hombres son más visuales, nosotras más profundas, los hombres caen por los ojos y nosotras por el oído,  ellos más prácticos y nosotras más intuitivas, he allí que una hora de ritual eclesiástico puede aterrorizar a cualquier hombre que no sea del todo creyente de la religión católica, ellos ven en el acto de casarse un mero trámite legal y social para apaciguar los chismorreos  de la familia y amigos, o para cazar de manera definitiva a la mujer que quiere para él solamente y en un  anhelo de que los moscardones se alejen de ella, ellos, los hombres no ven más allá; es imposible. Por tanto existen argumentos razonables que puedes utilizar para traerlo a tu tejado, haciendo uso del sentido común y la practicidad que ellos poseen  tan aguda; Explícale de manera muy pausada, serena y tranquila en un momento de intimidad mientras intentas convencerlo de tu idea; estos puntos. Una boda por la iglesia es gratuita, ningún cura o sacerdote os va a cobrar por una boda, simplemente os piden un donativo, que puede ser de la cantidad que puedan los novios, como si no tienen dinero para dar os casarán igual, por tanto esta no es excusa para no hacerlo en ella. Las ventajas de una boda por la iglesia son siempre las mejores, ya que podéis elegir fechas disponibles sin el riesgo de saturación, además la iglesia os agiliza el papeleo de la unión legal en el registro civil. Ser ateo no es un motivo coherente para no casarse por la iglesia; ya que ateos muy famosos se han casado en ella y por esa circunstancia no han cambiado sus creencias, así que se olvide de que por ese motivo puede cambiarse de acera mágicamente, si ese es el miedo, tranquilízalo, no hay magias ni espíritus raros que os conviertan en santos por ser casados por un sacerdote. Una boda por la iglesia es más barata que una boda en un centro de eventos, ya que en la iglesia el aforo es ilimitado, y en la sala de eventos es reducida y el costo es más elevado según cantidad de personas, además la decoración de una iglesia es mínima, sólo necesitas flores, en un salón necesitas alquilar desde sillas, hasta el decorado, además de que para que pueda quedar óptimo y bonito se necesitan más flores y adornos que una iglesia. Una boda en el registro civil dura 20 min., tiene aforo limitado y el juez o registrador, os hablará tan rápido que os parecerá que os habla en chino, un inconveniente importante es que si os retrasáis por cualquier  eventualidad de esas que son muy comunes en las bodas, no llega el padrino o el novio no tiene donde aparcar, por ejemplo, la ceremonia no se celebra, ya que detrás de vosotros hay una cola extensa de novios ávidos por casarse.  Lo que lo convierte en una situación incómoda y estresante. Los tiempos de espera para las fechas son bastante largos, hasta 6 meses  en algunos ayuntamientos.  El ambiente es frío  y ecléctico, no tienes opción de un decorado óptimo para una boda en condiciones. Respecto a las creencias, si estás tratando con un acérrimo ateo o un divorciado,  puedes argumentar en el primer caso que si su problema es que no cree en Dios y odia cualquier cosa que se le parezca (tal vez incluso igual que tú, que tampoco eres la más creyente) esa misma incredulidad te puede servir para convencerlo, ya que si no cree en Dios ni tú tampoco no hace falta creer en las palabras del sacerdote, sino simplemente imaginaros que se trata de un circo o actuación más que la vida os plantea, por tanto no hay nada que temer os ponéis el disfraz, actuáis y punto; si Dios no existe y no creen en Él, una boda por la iglesia no es un problema.  Si la cuestión es que el novio ya se ha casado anteriormente por la iglesia, ya no hay excusas para no hacerlo nuevamente ya que sólo debéis esperar a la nulidad matrimonial, trámite que desde hace un tiempo ha reducido sus plazos hasta incluso menos de un año y las exigencias que existían ya no están presentes, así que tenéis el tiempo suficiente para preparar una boda y no desesperar por la anulación, esta gestión se comienza  yendo a la sacristía de tu parroquia más cercana y hablando directamente con el sacerdote quién os ayudará en toda la gestión, os pondrá en contacto con los tribunales encargados de la nulidad, de una manera rápida y ágil, y sin poner ninguna pega. Si después de todos los casos expuestos el tuyo se sale de estos parámetros, y aún tu novio continúa resistente a una boda por la iglesia, entonces plantearos una boda con una ceremonia laica, las hay de todos los tipos, del agua, de la tierra, de los fantasmas, de las raíces y pare usted de contar; podéis contactar con cualquier  oficiante de bodas de vuestra zona, que os presentará todo el abanico de rituales que realiza, esta opción no es tan económica, un oficiante os cobra por hora. La decoración de estos salones para que sean vistosos es necesario invertir bastante del presupuesto para que se vean acordes, por lo que el gasto es mucho mayor. La ceremonia en ambientes abiertos, jardines o playas, están a expensas de la lluvia, el viento y el clima, por lo que si eres arriesgada y no tienes miedo de una granizada repentina, puede ser una buena opción, pero no económica y no exenta de eventualidades que puedan arruinarla totalmente. Si cualquiera de estas opciones no te funcionan para convencer a tu futuro marido de escoger la ceremonia con una boda por la iglesia, y tu sueño de llegar al altar se ve eclipsado por su reticencia, entonces ve planteándote que ya sabes quien tiene cogida la sartén del mango de tu vida, y quedarás relegada a una simple mujer que no puede convencer a su novio para tomar una decisión tan importante, y la pregunta que debes responderte a ti misma es; ¿serás capaz de renunciar incluso a tus sueños más profundos por hacer feliz a tu marido?, si tu respuesta es afirmativa bienvenida al club de las mujeres que aman demasiado, pero no te angusties por ello ya que ceder forma parte del amor y la unión marital, sólo ten cuidado de que no sea haga excesivo el ceder en todos los aspectos  y que luego no se pueda negociar en ningún aspecto,  ya que luego estarás presa en una relación tóxica de la que tal vez no podrás salir nunca, si tu respuesta es negativa; ve concentrando tus energías en una segunda embestida de argumentos para una boda eclesiástica, porque más triunfa un persistente que un resignado, por lo tanto si tu objetivo es conseguir que cambie de opinión , sin dañar o mellar la relación, tendrás que poner toda tu inteligencia en juego, y el triunfo, ese si, señorita o señora,  ese delicioso triunfo, es el que más merece la pena disfrutar. Esperamos que tengas mucho ánimo y fortaleza para conseguir tu objetivo, ya verás que lo consigues, y nosotras Vica&Vica Novias en Murcia, estaremos muy felices por ti, una boda en la iglesia es un recuerdo inolvidable, un recuerdo grande y precioso, ya que las iglesias tienen unos decorados, acústicas y un ambiente que no por menos son el sumun de lo estético, por lo que vale la pena insistir, os lo prometo.   (Este consejo último es sólo para mujeres creyentes- cristianas y que se han enamorado de un ateo). 1- Deja este asunto en las manos de Dios, ora todos los días a Jesucristo por la conversión de tu novio, y que pueda decidirse sin que tú lo presiones, podrás ser testigo del mayor de los milagros; una preciosa boda con un ateo en una iglesia, te lo aconseja una servidora que lo está viviendo, no te angusties y ten fe,  deja todo, todo en manos de Dios, él sabe lo que hace, como lo hace,  porqué lo hace y sobre todo cuando lo hace).    
0