Your address will show here +12 34 56 78
Todo sobre parejas
Anunciar a familiares  y amigos que nos casamos puede convertirse para algunas parejas en un amasijo de conflictos emocionales para ambos;  por lo que pensar muy bien antes de cómo anunciarlo es una muy buena opción para rebajar el estrés. Te vamos a dar ideas que puedan ayudarte de alguna manera a que ese momento sea más divertido y ameno, en cual los nervios no os jueguen una mala pasada y a todos les agrade mucho la buena noticia.

Ideas para anunciarlo a vuestros padres

Los padres son el núcleo más importante de vuestro entorno, en algunos casos muy raros alguno de los novios llega a no tener relación con alguno de estos, pero sea cual sea la situación familiar, es importante que esta parte de tus íntimos cercanos, se sientan integrados y queridos por ambos. Organizar una cena temática: dicen que las cenas unen, y si que lo hacen, la comida es una de las primera necesidades del ser humano, y una vez satisfechas somos los más felices del planeta, por lo que cuando desees conseguir que alguien esté feliz y satisfecho contigo, invítale una cena y conseguirás tus objetivos.  Organizar una cena de esta índole, debe ser meditado a consciencia, ya que dependiendo de los gustos de cada cual, deberéis crear el menú, una manera de no fallar, y más cuando alguno de ustedes no tiene ni idea de cocina, es pedir un menú en cualquier restaurante que tenga algún tipo de prestigio, y mezclar cocinas, si los padres de uno son gallegos “pulpo” y si son murcianos “zarangollo” por ejemplo, de esta manera agasajaréis a ambos. Una vez tengáis listo el menú,  luego toca invitar a vuestros padres, preparar muy bien la mesa, como es el novio quién va a anunciarlo, y si no tenéis más lugar que la misma casa de los padres, pues pedir a algún amigo que os preste vuestra casa, también vale que reservéis en un restaurante, pero será menos familiar y menos íntimo y no podréis expresaros con toda la pasión que necesita un momento como este.  Previo, deberéis elegir la temática de la decoración; puede ser desde corazones rojos, globos blancos, halloween, carnaval vienés, etc., la que más os guste y os divierta y exprese fielmente lo que queréis expresar, decorar el lugar apropiadamente de esta manera crearéis un ambiente agradable  y distendido.  Una vez tengáis a toda la familia reunida, que tal vez estén extrañados, procederéis a hacer los anuncios; nos casamos, siempre antes de comenzar a cenar o antes del  postre en la mesa; el novio es quién debe hacer los honores de pedir la mano de la novia y anunciar el casamiento y sus intenciones futuras con ella.  Esta parte tenéis que prepararla muy bien previamente.  Cuando ya halléis pasado la parte mas complicada, entonces es momento de reír y disfrutar.
Dar la noticia de una forma diferente: si tenéis  los medios económicos para algo superior, una buena idea es invitarlos a todos a una escapada a cualquier destino nacional que te brinde el lugar idóneo con el ambiente ideal para el anuncio, por ejemplo; Asturias, o un lugar verde con hermosas vistas al mar, cualquier lugar que tenga un aire verde, sirve para anunciarlo.  Es importante que elijan cuidadosamente el lugar, y la situación, puede ser justo en medio de un paseo por un puerto o caminando en la playa, cualquier ambiente de este tipo puede ayudar mucho para dar la noticia a lo grande; nos casamos.

Anunciarlo a los amigos

Los amigos son esas personas que tienen un carácter importante para cualquier persona, cada uno tendrá los suyos propios, os conocerán y querrán de la forma que mejor pueden, por lo tanto se merecen que se les anuncie de igual manera; podéis organizar una fiesta, en cualquier lugar donde la quepa la palabra intimidad y en ese momento en el que menos se lo esperan, podéis dar el anuncio; nos casamos.  
Sea cual sea la forma que anuncien vuestro matrimonio al entorno cercano, es necesario que tengáis paciencia con vuestros amigos y familiares, ya que después de declararles vuestra intención, estos pueden comenzar a dar opiniones, generar dudas y en el peor de los casos oponerse de alguna manera que puede herirlos, sea cual sea la actitud de estos debéis estar preparados porque no a todos les será una noticia agradable.  Por lo que tenéis que tener mucha paciencia y manteneros fuertes y unidos en vuestro amor más que antes. 

En Vica&Vica Novias os deseamos lo mejor, mucho amor y paciencia.

0

Todo sobre parejas

Cuando la acción de proponer matrimonio no es cuestión del hombre sino que es  la mujer quien toma la iniciativa, entramos en conflicto directo con el desafío cultural que la historia nos ha impuesto por nuestro género desde la más antigüa de las civilizaciones; “la mujer no debe pedir matrimonio eso es cuestión del hombre” es la frase que todas las mujeres en edad reproductiva o no de esta sociedad occidental o cualquier otra, nos han clavado en el fondo de las entrañas, por tanto escapar de esta premisa, es una labor ardua sólo permitida para las mujeres con más valentía y menos prejuicios infundados en su subconciente, pero que cada vez se convierte en la opción de muchas mujeres para satisfacer su deseo de casarse con el hombre que aman. Ahora ¿cómo abordamos el hecho de que el hombre es quién tal vez sea el que prejuzgue y se niegue rotundamente a no aceptar que le roben su papel histórico y de género en la decisión de la pedida de mano?  como podrán aceptar los hombres de esta generación que sea la mujer quién tome la acción en una cuestión tan importante en el recorrido emocional de la vida,  como podrá aceptarlo un hombre que ha sido creado a mentalidad antigua y que no desea bajo ninguna circunstancia ser relegado del trono de sus deberes como “hombre”. Para todas aquellas a las que se las ha pasado por la mente (eludiendo al instante la opción como si acaso de una posesión diabólica se tratase) pedir matrimonio a su chico, entramos en una especie de dicotomía literal, en la que solamente el género cultural detiene nuestras ganas de tomar la acción.  Se convierte en una cuestión reprochable para nosotras, que nos cuestiona y nos subleva a ponernos a nosotras mismas a la altura del tapete: Diálogo interior: Mi Yo Interior : Quiero pedirle a Juanito que se case conmigo Mi Yo Interior Cabrona:  Ni se te ocurra (reproche)  ¿pero que piensas hacer? ¿estás loca? ¿qué va a pensar él de ti? -Es el quién debe pedirte matrimonio, él es el hombre, un poquito de amor propio. -Mi Yo Interior: Es verdad, él es el hombre, él debe pedirme matrimonio. -Mi Yo Interior Cabrona: Ves, claro, es él el macho, que lo pida como debe. (AL instante una cuestionadora voz se cuela en tu interior) -Mi Yo Interior Preguntona:  – ¡Ajá¡ Y entonces, según llevas ya tres años con el susodicho Juanito: ¿porqué no te ha pedido aún matrimonio? (Y luego otra cruenta voz ) -Mi Yo Interior Culpona:  Eso, ¡eso es porque no te quiere¡. (sentencia) -Mi Yo Interior: Es verdad, es porqué no me quiere. (caes hundida) Tal vez no sea tu caso el de este diálogo, pero puede acercarse, ya que has decidido leer este post, la cuestión te toca cercanamente.  Cualquiera que sea la situación particular que te circunde, y aún tu pareja no ha tomado la iniciativa de pedirte matrimonio y ni siquiera toca el tema; es el momento de empoderarte y tomar las riendas de tu vida; si él no se decide, decide tú. Cuando una mujer pide lo que quiere; es ella quien controla su vida Por lo tanto aquí te damos algunos consejos e ideas de como pedirle a tu chico matrimonio y empoderar tu destino: 1º Ideas -Pedida de mano en una cena:  esta es la típica de los novios pero intentemos hacerlo diferente.  Puedes reservar una mesa en un restaurante que sepas romántico y con ambiente agradable, le invitas y  le dirás que han quedado  en un sitio normal, incluso que es un bar de comidas, esa noche te pones tu mejor vestido para que crees discordancia entre su vestuario normal y el tuyo elegante, eso le va a generar incertidumbre; no llegaréis juntos; queda a una hora en la que esperarás a que él ya esté en el lugar antes que tú. Cuando llegues deslúmbralo con tu mejor sonrisa, no hagas referencia a tu ropa, si te pregunta algo evade la respuesta, al sentarse  intenta no mantener ninguna conversación del pasado, cuanto más trivial sean los temas es mejor;  cuando ya estés en el postre o el café, sacas  la caja cerrada de “tu anillo” (que ya te habías comprado antes para ti misma)y la colocas encima de la mesa, muy suavemente la deslizas por el mantel y la dejas en frente de él, debajo de la caja escribirás una nota en rotulador :  -Pedida de mano en casa: esta idea es para mujeres demasiado tímidas pero atrevidas, que no desean crear aspavientos en esta situación.   Espéralo en casa muy bien arreglada (nada de rulos o ropa de casa) me refiero a tacones, ropa linda y perfume, tienes que tener preparado al menos dos cosas: una linda cena y ligera (nada de grasas ni alimentos fritos, mejor ensalada o tentempié, algo de pescado o marisco, vamos que huela a mar la historia), el ambiente preparado; pones una lista de reproducción con música suave y romántica (nada de pachangas) y  que os guste a los dos; compras velas y algunas flores, decoras tu mesa (ideas para decoración de cenas románticas hay en internet miles, no coloques nada de corazones, ni te quieros o chuminás, cuanto menos pistas mejor).  En cuanto llegue; enciendes la música a bajo volumen y lo invitas a sentarse contigo, te preguntará a que se debe la cena, intenta que tus respuestas sean cortas, has bromas y no hables de nada importante, al terminar de cenar, intenta no pasar de tomar dos copas de vino, ni una más, cuando él menos se lo espere, te levantas de sopetón de la silla , subes la música y  le pides  con un gesto que baile contigo sin decir ninguna palabra; él no se lo espera.  En cuanto consigas que dé dos pasos de baile, lo coges bien duro de la cintura, te le pegas bien a su cintura, le pellizcas una nalga y en cuanto se ría, subes tus brazos rodeando su cuello; le dices con voz pícara que quieres baje al pozo mientras lo empujas con firmeza pero suave hacia abajo para que se arrodille.  Ten preparada la cajita con el anillo que  debe estar muy cerca para que puedas cogerla pero sin que él perciba donde está; una vez lo tengas de rodillas, tú cogiendo su cabeza le pones a olerte el vientre, sigues haciendo que estás bailando; te ríes, inmediato le coges de la cabeza que mira haca la tuya, sigues de pie y le entregas la cajita con una mano y con la otra coges su cabeza por el cuello.  Cuando sorprendido la coja; dices un rotundo; ¡si quiero casarme contigo¡  y ¿tú conmigo?.       
Sea cual sea su respuesta en este caso, debes esperar cualquier actitud, pero si todo sale bien y tu chico está contento y feliz, habrá valido la pena y sin personas alrededor, más intimidad y más confianza. -Pedida de mano con flores:  esta pedida de manos es para mujeres que son extremadamente tímidas y temerosas de la respuesta de su chico, y que tal vez están en la duda de si su chico las quiere o no para casarse, es una manera fácil y cómoda de saber si tu chico aceptaría casarse sin tener que pasar por el bochorno de un no quiero al momento de la pregunta.   La manera más sencilla es enviándole a casa un ramo de flores con una carta donde le expresas tu amor, haces un recuento de los momentos más emblemáticos que han pasado juntos  y tus ganas de compartir tu vida junto a él para siempre; al final escribes la gran pregunta y dejas puntos suspensivos.  El chico tenderá a llamarte para preguntarte si es verdad o no lo que estaba escrito en la carta,  si es al teléfono o personalmente que surge la conversación; dile que es totalmente seria y que quieres una respuesta. Sea cual sea el desenlace de esta petición, debes contar con el inconveniente de que te quedarás con la duda de no saber que pensará o que dirá o cual es su respuesta real, ya que no podrás ver las emociones, que sólo se ven en el acto y  no después de pasado, quiere decir que él puede en todo caso falsear un poco las emociones en el momento de quedar contigo o hablar por teléfono, y tú no podrás sacar verdaderas conclusiones de si te ama o no.
2º Consejos  -Según la psicología masculina, prepárate para algún disparate o alguna salida de tono inesperada, duda o incertidumbre que pueden agobiarlo.  -Prepárate psicológicamente para obtener una respuesta que no esperas;  un “no” rotundo o un ahora “no podemos” es muy pronto. -Espera lo peor a consecuencia de tu pedida de matrimonio; por lo  que se pueda desencadenar una ruptura futura. Cualquiera que sea el caso, y obtuvieras una respuesta inesperada (que puede suceder y debes estar preparada), te aconsejamos que tengas el “plan B” listo, ya que cuando uno pide y exige poner las cartas en la mesa de lo que quiere, pone en jaque las expectativas, en este caso de libertad, de la pareja. Este puede sentirse agobiado, sentir que las cosas ya no serán igual, puede sentir que tendrá más responsabilidades  o que no está preparado para dar un paso tan importante, etc.  Por lo que sea cual sea la respuesta de él debes estar preparada para el dolor, para llorar y sufrir un tiempo, y luego recuperar tu vida; para retomarla con más fuerzas y escogiendo a una persona que si quiera estar contigo siempre y que además se comprometa en conseguirlo.  Pero si todo sale como tú quieres y deseas, y es el motivo por el que estás leyendo este escrito, merecerá totalmente la pena haberlo hecho, si no lo intentas, nunca sabrás lo que hubiera pasado; y tal vez tu valentía y empuje te hubieran conducido a ese lugar que tanto anhelabas, por lo que en Vica&Vica Novias te apoyamos en tu decisión de accionar tus sueños, de tomar la alternativa de empoderar tu destino y ser feliz hasta que la muerte los separe, porque así tú lo quieres y deseas, y no porque tu hombre no haya tenido el la iniciativa vas a cortar tu ilusión.  Cuantas mujeres existen que por ese miedo del rechazo, invierten años y hasta décadas enterrando su sueño de ir al altar porque su pareja no ha tomado la decisión y la acción, viven en relaciones vacías que no saben a donde van, que no se han comprometido a nada, sin objetivos, ni futuro, como barcas sin destino, agarradas a ilusas promesas de amor  que se las lleva el viento y que no se concretan en nada, por lo que si tu chico no quiere lo mismo que tú, ábrete camino y busca eso que tanto anhelas con una persona que desee lo mismo que tú, y sobre todo ¡te pedimos  que nunca dejes de soñar¡
1

Todo sobre parejas

Al momento de prometerse, la pareja que se compromete y a la que corresponde la labor de sellar el amor por su pareja, se encuentra con la cuestión de que anillo regalarle a su chica; grande o pequeño ¿qué elegir?.  Muchas mujeres anhelan que su anillo sea el más valioso de la corteza terrestre, otras se conforman hasta con una chapa de coca-cola, cada persona tiene su particular capricho, anhelo o deseo, pero más allá del conformarse con una u otra cosa vamos a ahondar más en la psicología del anillo de compromiso. En un foro nos encontramos con una pregunta muy peculiar de una novia recién comprometida, lo reseñamos de manera textual, versaba así; -Ayer me he prometido, miren mi anillo, que creéis vosotras, es grande o pequeño, yo esperaba uno más grande, que me decís vosotras?- Al instante de encontrarme esta pregunta, dudé que se tratara de un perfil  real, pero al investigar, descubrí que se trataba de una persona con un perfil bastante real, por tanto; una persona con una incertidumbre real, que necesitaba conocer una respuesta a su cuestión.  No contesté porque ya existía un aluvión de respuestas todas varios pintas, a favor y en contra de su pregunta.  Decir que las respuestas negativas fueron superiores, la tacharon de interesada, que no lo amaba, etc., según nuestro punto de vista, es una pregunta algo incoherente en el contexto emocional en el que ella se encontraba, si, pero que también necesitaba una respuesta que pudiera satisfacer a esta persona con una angustia por conocer los entresijos psicológicos que existen en el interior de su novio al momento de comprar su anillo de compromiso y del suyo propio para reconocer si ella podía aprobarlo o no.
Primeramente, mujeres del mundo; si un hombre con el que tienes una relación, toma la iniciativa o la decisión de comprometerse contigo, no se le cuestiona de ninguna manera su amor, su deseo o su interés por ti.  No cabe ninguna duda que si tu hombre ha decidido tirarse a la piscina contigo, es porque te desea, te quiere o te ama, pero más allá de los sentimientos que le producen tus carnes, está la cuestión material de las cosas; cuando ese mismo hombre que se quiere casar contigo se decide a comprar un anillo para sellar su compromiso, lo hace con el mismo nerviosismo que tú tendrás al recibirlo, por tanto él también se encuentra en la angustiosa situación de saber si te gustará o no; si te sorprenderá o no, si será el adecuado o no, así que a la afortunada que recibe su anillo de compromiso, siendo que esté muy enamorada, no le importará de ninguna manera el tamaño de esa piedrecilla solitaria que se encuentra en su dedo, lo único que le importa es que ese hombre al que ama quiere quedarse con ella para el resto de su vida, si la vida se lo permite.  Pero existen algunas mujeres que necesitan a grandes rasgos, que su chico las deslumbre con una piedra grande para ellas sentirse más amadas, cuestionan según el tamaño de la piedra cuanto amor siente este por ellas, sin saber que la cuestión no está en el interior de él, sino en el tu propio interior.  Si tu cuestión no es respondida por el sentido común al instante y tu corazón duda de su amor, simplemente porque no tiene la piedra adecuada, tienes que intentar cuestionarte si deberías casarte con esa persona, porque cuando el tamaño de ese anillo, que simboliza el sello del amor, se cuestiona, entran en conflicto todas las partes de tu interior, ese conflicto irremediablemente terminará por engullirte y la duda crecerá tanto que será muy complicado volver a ver en tu chico la persona para compartir todos los días de tu vida, ¿qué podemos hacer si no queremos dudar? simplemente, evadir interiormente el cuestionarnos si el tamaño importa, y si decidimos hacer caso a nuestros fantasmas, entonces es momento de tomarse un tiempo y alejarse de la pareja para meditar si realmente el casamiento es un remedio para nuestros males amorosos.   Porque la matemática no se equivoca, si no te gusta el anillo por pequeño, es porque tu amor por tu chico no lo es tanto, si te decides a negarte al matrimonio, estarás salvándote de un fracaso futuro seguro, ya que el amor; el verdadero amor por una pareja no hace distinción entre un pedrusco o una chapa de coca-cola.  Cuando logres comprender esto, seguramente, podrás tomar la decisión más acertada para tu futuro; porque el tamaño de tu anillo lo decides tú,  cuando lo miras  y lo ves es pequeño es porque tu amor por él es pequeño y si  lo ves grande es porque tu amor es grande; si brilla mucho es porque hay ilusión, si no brilla es porque existe miedo. Sea cual sea tu percepción interior de tu anillo de compromiso; en Vica&Vica Novias, sólo deseamos que tomes la mejor decisión para tu futuro; y que te cases con el hombre que amas de verdad; porque el tamaño del anillo no importa, lo que importa es el amor. 
0

Todo sobre parejas
Una de las grandes preguntas íntimas que muchas mujeres que mantienen una relación estable y duradera con una pareja, se formulan a sí mismas, es la del porqué su pareja jamás ha abordado la cuestión del compromiso, matrimonio, boda, etc., y cuando ella intenta infructuosamente entrar en el tema de conversación él la evade totalmente,  instantáneo como que de repente le entran unas enormes ganas de ir al baño, tiene que hacer una llamada importante u otra ocurrencia que evita que se toque el tema.  Las mujeres que nos hemos encontrado en una situación similar, bien sea esperando que el tío tome la iniciativa, le entre el venazo del “quieres casarte conmigo” o que milagrosamente se dé cuenta que eres la mujer de su vida y con la que quiere pasar el resto de sus días, te pueden salir telas de araña esperando o simplemente te vence la desesperanza esperando por su decisión.
Vamos a enumerar las posibles razones por las cuales tu pareja no ha puesto cartas en el asunto: Tiene cosas mejores en las que pensar :  Uno de los grandes problemas de los hombres en la actualidad es la indecisión, lo quieren todo, lo quieren ya y siempre, siempre, hay cosas más importantes en las que pensar o invertir, sea el tiempo o el dinero, que en la pareja o el amor una vez  han conseguido lo que quieren de ti, sea tu sexo, tu atención y tu amor;  el motivo profundo de esta tendencia es que nuestra sociedad se ha erigido en las bases del egoísmo, nos han educado para pensar en cubrir nuestras necesidades emocionales con nuestro propio esfuerzo, por tanto el decidirse a dar un paso tan importante, les robaría la atención de los asuntos que ellos creen más importantes; bien sea el trabajo, sus músculos, su casa, etc., y tú estás en el último lugar de sus pensamientos.  No debemos culpar a los hombres que tienen esta tendencia, pensar en sí mismos, porque simplemente así les han educado.  Primero el trabajo, el dinero y después todo lo demás. Tiene miedo a comprometerse:  Existen hombres que dudan en comprometerse porque les invade un fantasma interior llamado miedo, y ¿cómo podemos reconocer este trastorno emocional, y diferenciarlo de otros? Porque al hablar del tema huyen despavoridos, se histerizan, arden en rabia, algunos palidecen e incluso intentan romper de inmediato la relación, se trata de un trastorno emocional, con tendencia a la filofobia, en algunos casos puede llegar a ser patológica, y en otros moderada y transitoria, la persona se siente atrapada  y presionada por la pareja a comprometerse, y la única forma que encuentra de escapar es huyendo, estas personas disfrutan de las relaciones siempre que no se les intenta coaccionar a tomar la decisión del compromiso o el matrimonio, como en el caso anterior tampoco son responsables de este trastorno, ya que sufren padeciéndolo, se sienten solos aunque tengan pareja, sienten que les van abandonar en cualquier momento por tanto viven el momento de la relación sin pensar en el futuro. 3º No se siente seguro económicamente a tu lado, este es uno de los motivos por los cuales muchas relaciones de pareja fracasan, o no llevan a ninguna parte; en la época en que vivimos el hombre es muy diferente al de antaño, ya que ellos ahora también necesitan sentirse seguros en la relación, hablamos de la cuestión económica, para que una relación sea exitosa las dos personas deben por lo menos encontrarse en idéntica situación respecto a la economía, eso claro no es el caso de los chicos que aún continúan pensando que es deber del hombre el mantener el hogar, o que se bastan a sí mismos y no necesitan de los ingresos de su pareja para vivir; si este no es el caso, muchos hombres buscan mujeres que se encuentran en una situación similar a la de ellos, por tanto si tu pareja y tú se encuentran a miles de leguas de viaje submarino en cuestiones monetarias, este puede ser el motivo por el cual no quiera tomar la decisión hasta constatar que tú puedes volar sola y bien. 4º No se siente equilibrado; respecto al equilibrio, nos referimos a las cuestiones que tienen que ver con nuestra personalidad, existen  a día de hoy muchas mujeres que todavía no han formado su carácter, de manera que son un manojo de nervios, de inmadurez o tienen mal genio, esto saca a los hombres de sus casillas, y si ellos sienten que no podrán llevar una vida tranquila, ajena a problemas emocionales, líos y complicaciones varias, como celos, escenas de drama, manipulación femenina llevada al extremo y muchas más, entonces ellos sobre llevan la relación simplemente porque reciben de la mujer algo que a ellos les gusta mucho, pero no para formar una relación estable con miras al matrimonio, por tanto si crees que tienes mal carácter, tienes tendencias histéricas, ataques de ira o eres demasiado controladora, tal vez tu chico tenga un pánico rotundo de formalizarse contigo, tienes por tanto que intentar cambiar estas conductas y tal vez así la situación cambie y él se decida dar el paso.
No te ve como una madre;  como mujer, tienes que tener en cuenta que tu chico ha sido creado por una mujer con tus mismos atributos femeninos, pero con la diferencia de que esa mujer es su madre, y todas las madres tienen una tendencia a la protección, al dar sin esperar a cambio, a la ternura a perdonarlo todo, etc,. tu chico y todos los chicos, buscan en ti el prototipo de mujer que les pueda aportar esa calidez y ternura que su madre le provee, y le proveyó en el momento de su infancia, también buscan en ti, a esa mujer que será la mujer que va a crear a sus futuros hijos, en el caso de quiera tenerlos, y si no , ser tú quién emule la madre que todo hombre necesita; esa amante amiga (madre tierna entregada) que él obtuvo del seno de su madre,  por muy duros, escépticos y malvados que sean cualquiera de ellos, anhela en su interior ser amado por ese ser tan especial que tuvieron y que ya no tienen, porque aunque su madre se mantenga en sus vidas, la ternura al crecer va cambiando, así que ellos buscan que tú la recrees. Si eres una mujer fría, calculadora, distante e inmadura, él tendrá una relación contigo para conseguir lo que anhela de ti pero no se va a comprometer contigo jamás, hasta que no salga tu instinto y ser materno. 6º Eres o has sido infiel a él o  alguna de tus parejas: uno de los grandes motivos por los cuales un hombre puede decidirse a no formalizarse en una relación contigo, y esta  es una sentencia rotunda, me refiero a que si pasa en algún momento de la relación o te pasó en el pasado y él se entero por segundos,  de alguna infidelidad, o tal vez jugaste a dos bandas al principio de la relación y luego te decidiste por él, pero luego él no por ti, aunque disfruto de las mieles de tu sexo,  la  infidelidad es un sello que queda marcado en la mente de una persona, sea hombre o mujer, siempre por siempre, el fantasma de la infidelidad te perseguirá por siempre jamás, la única manera de que esta situación cambie, es que cambies de pareja, y jamás de los jamases le confieses tu pecado, porque nadie de los nadies, ni el peor de los hombres quiere saber que tú puedas ser capaz de ser infiel, no digo que no exista confianza plena para conversar las intimidades, pero a veces el pasado debe quedarse al margen y debemos recomenzar de nuevo una relación con más fidelidad y con más claridad, pero siempre dejando el pasado atrás, si fuiste infiel, ya lo fuiste y a nadie, si quiera a tu pareja actual le importa.  Por tanto, si has incurrido en alguno de estos fallos, y el fantasma de la infidelidad te persigue, recuerda que te lo advertimos, este fantasma jamás se irá de tu lado, y en cualquier momento de la relación va a salir a espantarte y hacértelo pasar muy mal. 7º No hay pasión sexual; este punto es super importante, y lo dejamos un poco de último porque queremos abordarlo de manera más profunda que los anteriores.  Al inicio de la  pareja siempre existe esa unión invisible que los une irremediablemente, es de esas cosas que te preguntas a ti misma; ¿que le he visto a este hombre? ¿porqué me he enamorado de él y no de otro? etc.,  el enamoramiento y el amor son realmente casi inevitables, la atracción inicial que existe entre dos personas para unirse al sexo es poderosa, pero claro, esta pasión al pasar de los años y el tiempo, con sus domesticidades y la confianza ha dado paso al tedio y al aburrimiento, es entonces cuando el hombre se encuentra en esa postura de comodidad desde donde no desea que nada cambie, no desea casarse porque eso implicaría tener que poner más carne en el asador, y una vez medio apagado el fuego del sexo, y la cama se ha enfriado, entonces,  se convence a sí mismo de que un “juntos para siempre” o de que en el matrimonio le espera más de lo mismo, él dilata la decisión lo más que puede hasta que tú llegas al hartazgo, a este tipo de hombres si no es la mujer la que le pone entre la espada y la pared, pueden vivir toda la vida contigo sin tomárselo en serio nunca.  ¿Cómo puedes darte cuenta de que la cama se ha enfriado?, pero aún así tu chico continúa contigo, porque tal vez se ha apegado a ti, eres incondicional en otros aspectos, tal vez económicos, eres la que nunca le falla, la que siempre está para cuando demande, la que lo saca de los líos, etc., pues como comprenderás él no quiere dejarte, pero tampoco quiere avanzar contigo hacia nada; los síntomas son; le cuesta tener sexo contigo, casi siempre está cansado, no tiene erecciones completas como al principio, te pone pegas para quedar en la cama, o tal vez seas tú la que tiene estos síntomas, y él simplemente se acomodó a tu ritmo, pero tu ritmo es poco para él, y por tanto la llama se apagó. Si  te sientes identificada con este punto, es momento de sacar de dentro de ti esa pasión inicial que lo atrajo hacia a ti, aunque os seré sincera mujeres del mundo; si la pasión se apagó y el matrimonio no llegó, es bastante complicado que esta relación pueda llegar a tener un futuro matrimonial serio, deberías plantearte reiniciarte nuevamente.  Pero como todo se salva, si tienes fe tal vez lo consigas, siempre proponiéndotelo y trabajando duro para ello.
8º Ya no te ve como la mujer hermosa que eras antes: Cuando se llega a este punto, mujeres, la declive de la relación, y por tanto, la esperanza de un futuro para siempre juntos en matrimonio, se escapa totalmente.  El hombre para casarse necesita ver en su mujer, la persona más bella del mundo, si, existen miles de mujeres allá afuera, pero él necesita saber que la que tiene a su lado es la mejor mujer y más bella, no por sus atributos físicos o estéticos, y os preguntaréis,  algunas chicas a las que no véis tan agraciadas, -ella se casa y yo no y soy más guapa – es la pregunta del millón, pues una novia es una mujer elegida por un hombre para ser la única mujer de su vida y de su corazón, aunque después del tiempo, de las domesticidades, la cosa se acabe, él siempre se casa creyendo fielmente que ella siempre será la más bella, cuando nuestro hombre ya no nos ve como la mujer más bella del planeta, debemos plantearnos las estrategias por las cuales ya no es así; que hice, que le dije o que estoy haciendo de manera incorrecta para que mi pareja no tenga esta percepción de belleza en mí;  tal vez como hemos comentado antes, tienes tendencias nerviosas (fumas, bebes mucho, te ha visto ebria muchas veces, te enfadas con facilidad, tienes manías extrañas,  tienes tendencia a la depresión, ansiedad,etc.) que no permiten que él pueda percibirte como una mujer bella, sino como una mujer con problemas, insisto, los hombres no quieren añadir más problemas a sus vidas, sino al contrario, que sea simple y llana, cuando nosotras las mujeres tenemos conflictos, ansiedades y nerviosismos, merma nuestra belleza interior y esta brota al exterior, haciendo que nuestra imagen proyectada no sea la más correcta posible, por tanto tienes que observar atentamente que errores has estado cometiendo para que él ya no te vea tan bella como antes. Por supuesto que existirán más motivos por los cuales el hombre que amas no te elige a ti para casarse, a muchas les sucede que casi siempre el chico que quieren y con el que han estado saliendo hasta por años, termina casándose y teniendo hijos con otra mujer, el dolor de esta situación es inevitable, deja huellas en la autoestima y mella tus futuras relaciones, cuando te encuentres en una situación similar, donde no encuentres los porqués, intenta mirar dentro de ti misma, deja de culpar al otro y busca que errores has cometido, en cuanto los tengas identificados, procura reiniciarte y  resetearte, para recomenzar de nuevo renovada en una mejor versión de ti misma. Si deseas que tu pareja o el chico con el que sales por años, termine decidiéndose por ti, tienes que tomar el timón de tu vida; y proponérselo tú a él, o se casan o se casan, y si no acepta, no quiere o lo evita, entonces amiga es momento de proponer nuevos rumbos a tus planes de vida, no dejes de luchar por lo que quieres simplemente porque la persona con la que estas no desea lo mismo que tú, en el camino siempre, con paciencia, siempre encontrarás eso que tanto anhelas; simplemente usa tu sentido común como brújula y no vuelvas a cometer los mismos errores de antes:  no darte el valor que tanto mereces como mujer.  Si quieres casarte y  formar una familia, tienes todo el derecho de conseguirlo, hay hombres que también buscan lo mismo pero con una mujer con las ideas claras y que sabe lo que quiere. ¡ Ve a por ellos¡
1