Your address will show here +12 34 56 78
La boda

Muchas parejas se encuentran en la difícil situación de tener que pedir regalos a los invitados de la boda, y no saben  de que forma o manera hacerlo sin herir los sentimientos o romper la economía de estos, en muchos casos las familias o amigos de los novios tienen que hacer verdaderas peripecias para poder acudir al enlace, haciendo en muchos casos inversiones que no estaban estipulados en sus presupuestos; por lo que el regalo de novios se convierte en un verdadero problema o quebradero de cabeza, por no decir que en un problema económico.


¿Debo pedir regalo o no?

Esta incógnita debéis desvelarla entre ambos, discutirla y meditarla cuidadosamente, ya que muchos de vuestros invitados no estarán a la altura o en las condiciones económicas para hacer frente a tales gastos que sólo el acudir a una boda genera.

Todo depende de los gastos que os va a generar vuestra boda, de la cantidad de invitados o del status económico de la media de estos.

-Gastos de la boda: Cuando nos referimos a los gastos de la boda, estamos hablando de los gastos que se han generado en la adquisición del tipo de decoración, menú, espectáculo, vestuarios, etc., por lo que no querrás exigir a tus invitados un nivel de regalos que la ceremonia no merece, por lo que la exigencia de regalos, bien sean en metálico o enseres, deben ser proporcionales a la cantidad de dinero invertido en la boda. De esta forma los invitados que deseen regalar vean o sientan que ha valido la pena haber realizado la inversión en el mismo.

-Cantidad de invitados: La cantidad de invitados también puede influir en la petición de regalos o no, ya que no es lo mismo una boda familiar que una boda multitudinaria, ya que no es lo mismo invertir en cubiertos o platos para todos muchos asistentes que para unos pocos, una boda media de carácter íntimo suele albergar a 20 personas como mínimo; una boda familiar unas 100 personas y una boda multitudinaria desde 150 en adelante. Muchas parejas que eligen bodas íntimas no suelen exigir regalos a sus invitados, al contrario suelen muy desapegados a estos y lo dejan a la libertad del invitado. En el caso de las bodas familiares ellos suelen llevar regalos de manera espontánea a los novios sin que estos se los exijan. Para las bodas multitudinarias se convierte en una exigencia el acudir con regalo o dar un aporte económico a los novios para que estos puedan hacer frente a todos los gastos que se han generado, o simplemente para ayudarlos a conseguir una luna de miel de ensueño, por ejemplo. Por lo que este carácter debe ser aclarado a los invitados de la boda en el mismo momento que reciben la invitación.

Status económico de los invitados: Para exigir o no regalos a tus invitados es importante que tengas en cuenta cual es el nivel adquisitivo de tus invitados ya que esta información será importante al momento de invitarlos. No es lo mismo gastarse miles de euros en una boda para invitados que tal vez no tienen dinero para poder comprarse un traje o vestido de fiesta; etc. Son consideraciones importantes que tienes que tener en cuenta al momento de planear enviar las invitaciones. Una vez tienes en claro estos puntos es momento de elegir cómo pedirlo. La tradición marca que los invitados deben ser informados de las políticas de regalos por medio de la invitaciones. Algunas parejas elijen las listas regalo, donde cada invitado se adjudica la compra de alguna de las cosas que los novios desean y no tienen.

Sea cual sea la opción que elijáis es importante que sean conscientes de estas cuestiones para sopesar si merece la pena o no pedir; y la mejor forma siempre será dentro de la invitación de una forma educada y sincera. 

0