La boda

¿A Quién Invito a Mi Boda? Cómo Hacer La Lista de Invitados

¿A Quién Invito a Mi Boda? A menos que seas hija de Rockefeller o de un jeque árabe, una novia moderna y mileurista, no puede permitirse el lujo de invitar a su boda a todo el barrio, ni a esos primos lejanos con los que no habla nunca y  tampoco hacer invitaciones abiertas como en el sonado caso de los quinceaños de la  mexicana Rubí.  Por lo que una novia prudente, ahorradora y consciente, debe hacer caso a su sentido común para realizar la lista de invitados.  En internet va rulando una imagen muy útil y práctica que puede ayudarte, pero si aún no logras entenderla te la explicamos. Como podéis leer en esta imagen, es una lista muy práctica en la que os piden que primero hagáis un recorrido por este filtro para que elijáis a los  que creáis que os conviene invitar a vuestra boda.


Nosotras en Vica&Vica Novias queremos  recomendarte ir un paso adelante de estas nobles sugerencias y poner el práctica el sentido común. Antes de pasar a tu lista de invitados por este filtro llega el momento de reconocer que sientes por estas personas: -Interés:  Cuando nos referimos al interés, son esas personas a las que te interesaría de un modo alguno que estén en tu festejo, bien sea porque gracias a ellas has conseguido algo bueno en el pasado, y con la invitación les agradezcas y les brinde tu cercanía, o porque creas que pueden proveerte de algo bueno en el futuro.  Esto es el interés, quiero que estés cerca, no porque seas íntimo sino porque creo que debes estar aquí conmigo para brindarme seguridad.  Tal es el caso, de esos amigos que no son íntimos pero saben cantar y te vienen bien para economizar en animación, también es el caso de tu jefe o esa compañera de trabajo que siempre te saca las castañas del barro cuando metes la pata. -Afecto:  Afecto es aquel sentimiento que  se siente por todas aquellas personas a las que de alguna u otra manera  conoces, de las que no eres intima pero que te brindan esa seguridad de que tu boda será mejor si ellos asisten,  esa amiga lejana del instituto con la que sólo hablas por Facebook, o esa amiga que no soportas su comportamiento y que es soltera, pero que sin su presencia tu fiesta no sería tan glamourosa o divertida. -Familiaridad: No siempre nuestros familiares directos nos son del agrado, pero las políticas nos obligan a invitarlos, ya que el protocolo así lo dicta.  Más te recomendamos que esos familiares sean personas que aunque no mantengas contacto con ellos, sientas al menos un agrado o lo hayas sentido alguna vez en tu vida.   Sea cual sea tu decisión de invitar o no invitar a todas las personas de tu lista, debes tener siempre presente que harás muy feliz a muchos de ellos, más la cuarta parte, siempre se sentirá insatisfecha con tu felicidad aunque les pagues hasta la ropa.  Los que no fueron invitados se sentirán relegados, pero la gran mayoría puede llegar a entenderlo y se hacen a la idea. Por lo que te aconsejamos que mucho mejor es; menos personas pero de calidad; ya que hagas lo que hagas nunca harás felices a todos, ya que las bodas crean sentimientos encontrados entre las personas; los confrontan con el vacío interior, la soledad, la infidelidad, la traición, la tristeza, la envidia, y un sin fin de bajos sentimientos humanos que ellos inevitablemente van a sentir al verte allí vestida de blanco y prometiendo amor eterno.  Las bodas confrontan sentimientos a todos los que las presencian

Author


Avatar