La boda

Hemos Cancelado La Boda ¿Cómo lo gestiono?

Cancelar una boda es un evento por demás traumático para la pareja, sea cual sea el motivo por el cual ha debido cancelarse, la ilusión de haberse comprometido con todo el entorno social a realizar un evento de tal magnitud y luego dar paso atrás, genera depresión y angustia en ambos.

En este post trataremos de cómo comunicarlo a los invitados y proveedores una vez han tomado la dura decisión

Cancelar tu boda puede ser estresante y angustiante


 Dependiendo del tiempo que exista entre la fecha elegida para la ceremonia tomarán una que otra acción; pero te ordenamos en orden de importancia cómo debes cancelar con todos ellos. 1º Hablarlo sólo con vuestros padres, en un momento tan crítico, lo mejor es acudir a los padres, de uno y de otro, para que puedan ayudarles a gestionar todos los inconvenientes que se sucedan, además claro de que son ellos el mejor pilar de donde apoyarse en un momento tan complicado. Pedirles consejo y ayuda, ya que ellos sinceramente os la prestarán. Mantener al margen a los familiares directos, al ser muchos y con diferentes puntos de vista pueden complicar las cosas; no toméis ninguna decisión sin que amainen un poco las aguas.

Quedar mal con tus invitados es lo que más preocupa cuando cancelas la boda


2º Deberéis acudir a los servicios de catering o del lugar donde se realizará el evento para cancelar, dependiendo de las políticas de cancelación os retornarán o no el dinero que hayáis dado para reservar, esta comunicación debe ser de manera presencial, ya que este tipo de proveedor hace sus cálculos y compras con bastante antelación . 3º Cancelar al fotógrafo podéis hacerlo vía email, teléfonicamente o por mensaje de texto; siendo claro que no hayáis dejado dinero en cuenta, a este profesional hay que cancelarlo en los primeros porque suelen tener una agenda muy reducida en servicios por días, sólo trabajan los viernes , sábados y domingos, algunos pueden penalizarte si les ha pillado mal o han dejado de hacer un trabajo importante, aunque si habéis firmado tendréis las políticas en el contrato y no debería haber problemas. 4º Si aún no tenías el vestido, o lo habías comprado, en el caso primero tendrás que comunicarte con la casa para sopesar los reembolsos y las políticas de cancelación, algunas tiendas te devuelven el dinero o revenden tu vestido, y si ya lo tienes ve pensando en venderlo. 5º Cancelar a los invitados; empieza por los que no son de la familia ellos comprenderán de primeras y no tendrás que dar explicaciones, con un mensaje email o de teléfono muy bien redactado, sin hacer mención de nada de lo sucedido, será suficiente; escribirás una nota como esta; por, ejemplo, en la que sobretodo pides disculpa y comprensión ya que imagina ellos también hicieron sus gastos para tu boda; Estimados; Flia, Pérez ( Tu nombre) y (Nombre del Novio) Nos sentimos en la penosa misión de comunicarles que hemos decidido cancelar nuestra boda el día (fecha)///, por motivos ajenos a nuestra voluntad y que nos impiden compartir con (ustedes/vosotros) un momento tan especial.  Esperamos comprensión por (su/vuestra) parte y disculparnos por todos los inconvenientes que (os/les) ha generado la invitación. Muchas gracias y hasta pronto, Atte: ( Tu nombre) y (Nombre del Novio)
6º Cancelar a los familiares y amigos íntimos, sabemos que debería estar  de primeras en la lista pero es la tarea más ardua y compleja del asunto, ya que encontrarse en una situación emocional vulnerable puede hundirlos aún más gracias a las opiniones encontradas y demás gestos que pueden ocasionar que la cosa se ponga mas negra, por lo que tener cuidado con este paso.  Lo mejor es llamarles uno a uno, cada novio a los suyos, explicando que no habrá boda, por los motivos que queráis dar, ya que a estas personas no las podéis engañar ni mentirles, además pedirán explicaciones, preparar por tanto lo que váis a decir.   7º Cancelar los demás servicios, todos los servicios que tengas que cancerlar hazlos uno por uno y ya con más calma, haciendo llamadas, y exigiendo las políticas de cancelación en casos como el tuyo, lo más importante son el reembolso del dinero.  
Sea cual sea el motivo por el cual habéis decidido no casaros, es muy importante que mantengáis la calma; no es el fin del mundo, la vida continúa, simplemente ciertas cosas no pasarán en este momento para ti  con la persona que has decidido, la vida siempre da sus vueltas de campana, y se empeña en decirnos a gritos que algo o alguien no nos conviene en nuestra vida, o ese matrimonio, no debería haberse realizado.  Debemos ser comprensivos con nosotras mismas y ser pacientes; el dolor, la frustración y luego el enojo aparecerán en escena, por lo que no debes mutilarte o culparte, son situaciones que pasan y más de las que imaginas, no eres la única que no va  a casarse y ha sobrevivido a ello, e incluso luego conoció al amor de su vida o tuvo una boda mejor.  Así que límpiate las lágrimas, ánimate, vuelve a la vida y mira al destino con un nuevo cristal: el de la esperanza;

“Cuando una puerta se cierra, es porque mil grandes y mejores están esperando a abrirse” 

Ser feliz a pesar de los momentos duros es el verdadero objetivo de vivir


En Vica&Vica Novias te deseamos que puedas superarlo con dignidad, paciencia y esperanza.  

Author


Avatar